Balanced Scorecard.

El Balanced Scorecard o Cuadro de Mando Integral es un modelo de gestión estratégica. Robert S. Kaplan y David P. Norton, son sus creadores, profesores de Harvard que se asociaron hace doce años, e intentaron resolver el problema de la formulación y ejecución de la estrategia en la empresa y las organizaciones de la Sociedad de la Información.

El Balanced Scorecard se ha implantado en organizaciones de de todo el mundo, con un éxito incuestionable.

Desde Premya se parte de algunos supuestos y casos, que hoy se han hecho famosos en todas las escuelas de negocios y entre muchos equipos directivos de todo el mundo.

- Sólo se logra, lo que se mide, en otras palabras: sólo se puede gestionar lo que se puede medir.

- El determinante del valor de las compañías se basa cada vez más en los activos intangibles principalmente las personas más que en lo material o tangible.

- Los aspectos financieros a corto plazo, resultante de la gestión tradicional no garantizan el éxito futuro.

- La mayor parte de las estrategias a pesar de estar bien formuladas tienen graves problemas para implantarse de una forma eficaz.

En primer lugar: Medir la estrategia, se trata inicialmente de un programa de dirección pensado para medir resultados, que además de mantener los indicadores obtenidos de la contabilidad, les completaba con la medida de inductores, los indicadores anticipados, de los futuros resultados financieros.

En consecuencia, todos los objetivos y todos los indicadores de un CMI, financieros y no financieros, debían derivarse de la visión y estrategia de la organización. El cuadro de mando integral es por tanto una herramienta para medir la estrategia.

En segundo lugar, tras el éxito de la aplicación en norteamerica, el Balance Scorecard, sirve para algo más, la medición de los intangibles.

Los Principios del Cuadro de Mando Integral

Principio primero. Movilizar el cambio mediante el liderazgo de los Directivos.

Principio segundo. Traducir la Estrategia a términos operativos.

Principio tercero. Alinear la organización con la estrategia.

Principio cuarto. Hacer que la estrategia sea el trabajo de todo el mundo.

Principio quinto: Hacer de la estrategia un proceso continuo.

Los factores de éxito del Balanced Scorecard.

1º.-Factor de éxito: empresas que tengan asimilados los valores de la Sociedad de la Información.

El cuadro de Mando Integral suele implantarse con éxito en empresas y organizaciones que han cambiado su mentalidad de la Sociedad Industrial a la Sociedad de la Información o de lo que hoy también se conoce, como nuevo orden empresarial.

2º Factor de éxito: implicación del "patrón" de la empresa .

En todas las organizaciones hay un jefe -o un equipo reducido. Es éste hombre fuerte que existe en toda empresa que funciona, es el que tiene que entender perfectamente en que consiste esta metodología de gestión y apoyarla.

3º Factor de éxito: el Balanced Scorecard es un nuevo modelo de gestión para implantar la estrategia en la organización.

La visión se ha de utilizar para finalidades de desarrollo del departamento de Recursos HUmanos, mejorar la gestión del departamento comercial, introducir los procesos de capacitación, no obstante la eficacia del BSC proviene de la aplicación para lo que fue creado, es decir, la implantación de la estrategia previamente formulada en toda la organización o, inicialmente en una parte de ésta .

4º Factor de éxito, implicar a todas las personas clave de la organización:

La globalización, la fuerte competitividad existente, la perfección de los procesos de gestión de los competidores y la lucha feroz por permanecer en el mercado hacen que los márgenes, las ventajas competitivas menos duraderas y las posiciones de estabilidad menos confortables.

Peter Drucker: "esos inversores, son los trabajadores del conocimiento, y ellos poseen la llave para crear valor en la Nueva Economía. Por primera vez en la historia, son los trabajadores y no las empresas las que poseen los medios de producción -el conocimiento y el capital que tienen- y son ellos, los que deciden cómo y dónde deben aplicarlo”.

5º Factor de éxito: ¡compre "caballos briosos" y no deje que le vendan "burras viejas"!

El éxito del Balanced Scorecard, como todas las cosas en la vida, está condicionado a su buena concepción y correcta implantación, lo cuál no es sencillo. Del árbol bueno, salen frutos buenos.